# Cinco
- 2015

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

El imperio y su doble. Los diversos pabellones del Estado Islámico

Artista investigador independiente


RESUMEN: El 7 de marzo de 2015, el día de la publicación de la revista e-flux nº 63, recibo un mensaje de texto de mi colega Younes Bouadi. Dice “La web de e-flux ha sido pirateada”. Cuando abro la página, un canto islámico llena mi habitación.

PALABRAS CLAVE: e-flux, Jonas Staal, ISIS, hacker


El 7 de marzo de 2015, el día de la publicación de la revista e-flux nº 63, recibo un mensaje de texto de mi colega Younes Bouadi. Dice “La web de e-flux ha sido pirateada”. Cuando abro la página, un canto islámico llena mi habitación. En mi pantalla aparece una imagen que imita la fuente de la franquicia Transformers: “KHILAFAH TRANSFORMARÁ EL MUNDO”. A su lado, un logo muestra un cráneo azul comiéndose la cara de Guy Fawkes, cuya máscara se convirtió en el símbolo del grupo hacker Anonymous tras hacerse popular a través del cómic y la posterior película V de Vendetta. El cráneo, a su vez, parece seguir el modelo del cómic de Marvel y la serie cinematográfica El castigador. El logo parece representar la batalla sin tregua entre el grupo hacker libertario-anarquista Anonymous y las células online del Estado Islámico en Siria e Iraq (ISIS) que, en este logo concreto, se identifican con el cráneo del Castigador. Durante meses, ambos grupos han estado librando entre sí una guerra cibernética [1]. El pirateo también va firmado: “AnonGhost”.

Con la mirada fija en mi pantalla, me pregunto si el pirateo tiene que ver con mi texto de ese número. Trata del movimiento revolucionario kurdo en Rojava (Kurdistán Sirio), que está librando en sus fronteras una lucha contra el Estado Islámico [2].

El resto del día, varios amigos de la comunidad hacker me ayudan a rastrear el origen del pirateo. La primera noticia es que puede haberse originado en Turquía, lo que significaría que los hackers actuarían como agentes para el gobierno turco, usando la firma del Estado Islámico para atacar fuentes online que apoyan la causa revolucionaria kurda. En ese caso el pirateo configura una analogía perfecta del apoyo militar turco a los combatientes del Estado Islámico. Aunque el gobierno turco condena públicamente al Estado Islámico y apoya a la nueva “Coalición de la voluntad”, en realidad percibe a los revolucionarios kurdos como su amenaza real, tanto dentro como fuera de sus fronteras [3].

El artista Manuel Beltrán, director del Alternative Learning Tank, me escribe un par de horas más tarde explicando que AnonGhost tiene una historia de hackeos masivos online, sobre todo tras la matanza de miembros del equipo editorial de Charlie Hebdo el 9 de enero de 2015 y del ataque, relacionado con éste, a un supermercado kosher en París, el 11 de enero. Fue entonces cuando AnonGhost se involucró en una serie paralela de ciberataques con la campaña #OpFrance. AnonGhost atacó cientos de páginas web, incluyendo webs de agencias gubernamentales francesas, corporaciones francesas e, incluso, clubes deportivos, mediante el canvassing (alteración) de las páginas de inicio de los portales existentes [4]. Mauritania Attacker, un colaborador de AnonGhost en la campaña #OpFrance, explicaba:

La razón de los ataques a Francia es que Francia son racistas y ofenden a otras religiones con su estúpida democracia y su falta de límites, nosotros a esto no lo llamamos democracia, imaginad si unos musulmanes cogen la bandera de Francia y la queman y queman una iglesia, ¡cómo actuará Francia! [sic.] [5]

La web de e-flux fue hackeada por AnonGhost el 7 de marzo de 2015.

A pesar de esta declaración sumamente política, Beltrán explicó que AnonGhost opera mediante alianzas diversas y fácilmente intercambiables, a diferencia del CyberCaliphate, que actúa como la célula hacker principal del Estado Islámico:

AnonGhost se alió con Fallaga Team de Túnez, United Islamic Cyber Force, C7 Crew, Mauritania Attacker, Middle East Cyber Army (MECA) y CyberCaliphate. Desde la Charlie Hebdo #Op, AnonGhost estableció relaciones con grupos relacionados con el CyberCaliphate, entrando en una estructura más flexible que abarca muchas ideologías, grupos y motivaciones diferentes para diferentes blancos [6]

Al final del día parece que el pirateo de e-flux no ha sido una operación con un objetivo específico sino solo parte de una campaña permanente de canvassing por toda la red. AnonGhost se aprovechó de una vulnerabilidad en WordPress, el sistema de gestión de contenidos back-end de e-flux y de muchas otras webs, lo que permitió un pirateo en serie instantáneo.

Mucho más impresionantes que estas campañas ‘habituales’ de canvassing fue la secuela de #OpFrance, encabezada por el CyberCaliphate. El 9 de abril, entre las 22:00 y la 1:00, el CyberCaliphate hackeó once canales de la red nacional de teledifusión francesa TV5 Monde, además de su página web y sus cuentas en las redes sociales, etiquetándolas con el eslogan “Je suIS IS”, un juego basado en el eslogan de “Je suis Charlie” y las manifestaciones multitudinarias que organizó el gobierno francés en un intento de forjar la unidad entre la población francesa tras los ataques [7]. El director de TV5 Monde, Yves Bigot, respondió así:

Cuando trabajas en televisión y te enteras de que han dejado tus once canales en negro, es una de las cosas más violentas que te pueden suceder. De momento estamos intentando analizar lo que ha sucedido: cómo ha podido ocurrir este ciberataque tan potente cuando tenemos cortafuegos sumamente potentes y certificados [8].

Las palabras de Bigot merecen una reflexión. Mientras que el CyberCaliphate pirateó páginas web y webs de redes sociales, alterándolas con símbolos islámicos y mensajes al gobierno de Hollande, los once canales de televisión sufrieron un apagón total. Diríase que esta aparición de una anti-imagen es lo que más aterrorizó a Bigot. Su libertad de expresión queda plasmada en su pretensión de permanencia de la imagen, sea cual sea esta imagen. Pero eso no implica que el cuadrado negro que cubre la televisión nacional francesa no sea una imagen.

Este mapa de The Guardian muestra la base militar estadounidense construida sobre los restos de la ciudad de Babilonia. 15 de enero de 2005.

De hecho, esta anti-imagen del cuadrado negro es, también, la bandera del Estado Islámico [9]. A la vez que representa la anulación de otras imágenes –aquellas a las que Bigot considera que su libertad de expresión le da derecho–, todavía configura una imagen en sí misma: el cuadrado negro del Estado Islámico es la imagen que forma el principio y el fin del califato en continua expansión. La imagen que aparece antes y después de todas las demás: el fin del atiborramiento inmoral de imágenes de la herejía occidental y el retorno al origen del mundo y de la palabra del Profeta (no de su imagen).

Podemos considerar estos pirateos cibernéticos como el equivalente iconoclasta de la destrucción del patrimonio cultural en partes de Iraq y Siria controladas por el Estado Islámico. Recientemente se desataron las iras de la comunidad internacional ante un vídeo que la organización emitió el 26 de febrero, en el que se ve a sus miembros en el Museo Mosul destruyendo estatuas y obras que datan de la época de los imperios asirio y acadio [10]. A la indignación siguió el sarcasmo cuando varios medios de comunicación informaron que los objetos no eran originales sino copias instaladas por el gobierno de Bagdad tras haber trasladado las piezas históricas a un lugar seguro, como si las teorías “medievales” del Estado Islámico hubieran caído en una especie de trampa postmoderna del simulacro [11]. Esto entraba en contradicción con fuentes que sostenían que Adel Sharshab, el ministro de cultura iraquí, había declarado que se trataba de los verdaderos originales [12]. Informaciones aún más complicadas afirmaban que el Estado Islámico destruía copias a la vez que sacaba los originales de contrabando al extranjero para venderlos en el mercado negro [13].

La paradoja del intento iconoclasta del Estado Islámico de rebobinar la historia hasta su propio año cero -el del nacimiento de su profeta- es que, en vez de borrar imágenes, está obligando activamente a la comunidad internacional a recordar. Poca indignación despertaron el saqueo y la destrucción del patrimonio cultural iraquí desencadenados por la invasión de 2003, liderada por Estados Unidos y Gran Bretaña bajo la bandera de la “Coalición de la voluntad”, que permitió que los restos del ya dañado templo babilónico Etemenanki fueran completamente destruidos para construir sobre ellos una importante base militar [14]. A la hora de imponer ese otro año cero, el Final de la Historia proclamado en nombre de la democracia capitalista, se declaró al asalto a la memoria mundial en forma de la antigua Mesopotamia como una forma de liberación de la dictadura y de una cultura “retrógrada” (una cultura que, en realidad, se remonta a unos 4.300 años antes de Cristo, cuando fue testigo de las primeras ciudades-estado del mundo, como Uruk, y la invención de la escritura, la ley y la agricultura a gran escala). Frente a esta devastación, el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld murmuró: “Pasan cosas […] la libertad es desordenada” [15].

Al fracaso del proyecto norteamericano de construir un estado en Iraq le ha sido devuelto el golpe en la forma de un califato del Estado Islámico en expansión constante, que desprecia las antiguas fronteras coloniales tanto en los territorios de Iraq y Siria como en sus campañas de guerrilla online. Antaño agentes de intereses extranjeros, financiados y radicalizados por décadas de colonización, instrumentalización e invasión, hoy le han dado la vuelta a la situación. Ahora que el creciente aparato de seguridad de la “Coalición de la voluntad” se enfrenta al Estado Islámico en continua expansión, empezamos realmente a recordar.

Una verdad extraña salió a la luz con la publicación, por parte de la revista cultural Hyperallergic, de un artículo titulado “ISIS exhibirá un pabellón flotante de la destrucción del arte en la Bienal de Venecia” [16]]. El artículo menciona el pabellón flotante “nómada” del Estado Islámico, que estaría comisariado por “Talaat al-Dulaimi, el hijo del líder del ISIS Abu Bakr al-Baghdadi”, a quien se le atribuye la siguiente declaración:

“Hace unos pocos meses nos dimos cuenta de que en el arte contemporáneo hay una larga tradición de lo que el ISIS ha estado haciendo, y qué mejor manera hay de continuar nuestra misión que la de ir a la fuente”, dijo al-Dulaimi a una multitud atónita de periodistas y personalidades de la cultura. “Animando al público a que nos traiga arte –ya sea el suyo propio u obras tomadas o ‘liberadas’ de otros– estamos aprovechando la naturaleza cada vez más vivencial y corporeizada de la experiencia estética. Todos hablan del potencial que tiene el arte para volverse viral y sabemos mejor que nadie cómo hacerlo” [17].

Captura de pantalla de la página de Facebook de TV5 Monde, pirateada por el CyberCaliphate el 9 de abril de 2015.

El artículo hace un recorrido histórico a través del arte de vanguardia occidental, citando al líder del futurismo italiano Marinetti. Pero lo que empieza como una broma acaba volviéndose siniestramente serio. Fundamentalmente, la broma recae sobre “nosotros”: el “nosotros” de “nosotros y ellos” y el “nosotros” implícito en los Estados Unidos. La broma recae sobre nosotros cuando somos confrontados a la interesada distinción entre aquellos cuyos actos de destrucción son celebrados como “progreso” (que van desde Marinetti, acogiendo con los brazos abiertos a un fascismo poético, al ejército de ocupación de los EE.UU. instalando sus bases militares sobre una cuna de la historia de la humanidad) frente a aquellos cuyos actos de destrucción son denunciados como “terrorismo medieval”. Si el Estado Islámico ha de ser denunciado y combatido, tenemos entonces también la obligación de confrontar el papel de los bárbaros occidentales que han aterrorizado la región desde el inicio de los mandatos coloniales del Imperio a su invasión y ocupación continuas desde 2003. Es solo en el seno de este interminable proceso de llegada por décadas de ejércitos extranjeros sin memoria, que la historia puede destruirse y reescribirse una y otra vez tanto en los cuerpos de los pueblos como en los objetos culturales.

El pabellón nómada del Estado Islámico flota al lado de los pabellones nacionales que recrean su nostalgia por el Imperio en los Giardini: el lujoso corazón de la Bienal de Venecia donde los sueños húmedos de los poderosos se llevarán a cabo como en un tablero de ajedrez geopolítico, moviendo artistas y obras de arte como peones [18]. Es un mundo onírico en el que los pabellones de EE.UU. e Israel, uno al lado del otro, manejan sus maquinarias de vigilancia, que rebasan ampliamente cualquier frontera de estado soberano mientras, a la vez, se fortifican en sus pabellones contra la bandera negra que se desplaza tranquilamente por los canales de alrededor. Y no solo por ahí: como un oscuro doble físico del Imperio, el pabellón del Estado Islámico libra sus guerras por poderes a través de la red: exhibiendo su negro monocromo en las webs de estados, canales nacionales de televisión e, incluso, en las páginas principales de revistas online dedicadas al arte y la teoría. Dejemos que las páginas de esa misma revista sean un espacio en el que empecemos a teorizar sobre el Imperio y su doble, porque vamos a tener que resistir y derrotar a ambos.

Destrucción de obras antiguas en el Museo Mosul. Captura de imagen de un vídeo emitido por al-Furqān Media, 26 de febrero de 2015

Este artículo está dedicado a Rijin Sahakian, directora de Sada for Iraqi Art en Bagdad, quien, el 6 de abril de 2015, anunció el cierre de su institución debido al aumento de la violencia y del oportunismo cultural con los que se enfrentó mientras trabajaba en medio de una grave tragedia política y militar. Sahakian escribió:

La intención de Sada nunca fue recrear una “escena” artística ni un “mercado” en Bagdad, ni privilegiar los empeños nacionalistas, que se basan en una simulación de lealtad a fronteras artificiales, a ejércitos y a la idea de que las historias pertenecen únicamente a territorios o pueblos específicos. De hecho, la historia es compartida. Si, como comunidad de artistas, educadores y ciudadanos del mundo, queremos comprender lo que está sucediendo en nuestros sistemas educativos, nuestros gobiernos y en el funcionamiento de las artes y la accesibilidad, tenemos que tener en cuenta este conjunto global y observar qué nos dice nuestra información –o nuestra falta de ella–, no solo sobre Iraq, sino sobre nosotros mismos y sobre los sistemas de los que formamos parte cada día [19].

Para todos los que queremos debilitar las trampas del Imperio, estas palabras albergan una gran verdad. Quisiera también agradecer al filósofo Vincent W. J. van Gerven Oei por su apoyo editorial en la elaboración de este artículo.


Referencias

ARA News, (2015, 4 de marzo). Disponible en http://aranews.net/2015/03/isis-transferred-original-monuments-abroad-destroyed-fake-ones-in-mosul-video/.

Chrisafis, A. y Gibbs, S. (2015), French media groups to hold emergency meeting after ISIS cyber-attack (Grupos de medios de comunicación franceses celebrarán una reunión de emergencia tras el ciberataque del ISIS), The Guardian, 9 de abril. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2015/apr/09/french-tv-network-tv5monde-hijacked-bypro-isis-hackers.

Cockburn, P. (2015), The Rise of the Islamic State: ISIS and the New Sunni Revolution (El auge del Estado Islámico: el ISIS y la nueva revolución suní), Londres: Verso Books, pp. 36-37.

De Vos, M. (2015) Archief in scherven (Archivo destrozado), NRC Handelsblad, 4-5 de abril. Disponible en http://www.nrc.nl/handelsblad/2015/04/04/archief-in-scherven-1481383.

Gladstone, R. (2015), Behind a veil of anonymity, online vigilants battle the Islamic State (Tras un velo de anonimato, vigilantes online luchan contra el Estado Islámico), New York Times, 24 de marzo. Disponible en http://www.nytimes.com/2015/03/25/world/middleeast/behind-a-veil-of-anonymity-online-vigilantes-battle-the-islam icstate.html?r=0.

Groys, B. (2013), Becoming Revolutionary: On Kazimir Malevich (Volverse revolucionario: sobre Kasimir Malevich), e-flux journal nº 47 (septiembre). Disponible en http://www.e-flux.com/journal/becoming-revolutionary-onkazimir-malevich/

Huggler, J. (2015), Statues destroyed by Islamic State in Mosul ‘were fakes with originals safely in Baghdad’ (Las estatuas destruidas por el Estado Islámico en Mosul ‘eran falsificaciones, con los originales a salvo en Bagdad’), Telegraph, 15 de marzo. Disponible en http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/islamic-state/11473515/Statues-destroyed-by-Islamic-State-in-Mosul-were-fakes-with-originals-safely-inBaghdad.html.

Hyperallergic (2015, 1 de abril) “ISIS to Exhibit Floating Pavilion of Art Destruction at Venice Biennale” Disponible en https://hyperallergic.com/195279/isis-to-exhibit-floating-pavilion-of-art-destruction-at-venice-biennale/

McCarthy, R. y Kennedy, M. (2005), Babylon wrecked by war (Babilonia, destrozada por la guerra), The Guardian, 15 de enero. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2005/jan/15/iraq.arts1.

Sahakian, R. (2015): On the closing of Sada for Iraqi Art (Sobre el cierre de Sada para el arte iraquí), Warscapes, 6 de abril. Disponible en http://www.warscapes.com/blog/closing-sada-iraqi-art.

Shaheen, K. (2015), ISIS fighters destroy ancient artefacts at Mosul museum (Combatientes de ISIS destruyen piezas históricas antiguas en el museo Mosul), The Guardian, 26 de febrero. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2015/feb/26/isis-fighters-destroy-ancient-artefacts-mosul-museum-iraq.

Sputnik International, (2015, 12 de marzo) “El ISIS Destroyed Original Artifacts, Not Copies” Disponible en http://sputniknews.com/middleeast/20150312/1019414970.ht ml#ixzz3X6a6sY44.

Staal, J. (2013): Ideological Guide to the Venice Biennial (Guía ideológica de la Bienal de Venecia). Disponible en http://venicebiennale2013.ideologicalguide.com/

Staal, J. (2015), To make a world, part III: stateless democracy (Hacer un mundo, parte III: democracia sin estado), e-flux journal nº 63, marzo. Disponible en http://www.eflux.com/journal/to-make-aworld-part-iii-statelessdemocracy/.

Watson, M. (2015), “The Red Flag and the Tricolore by Alain Badiou” (La bandera roja y la tricolor por Alain Badiou), Verso blog, 3 de febrero. Disponible en http://www.versobooks.com/blogs/1833-the-red-flag-and-thetricolore-by-alain-badiou

Notas

[1Gladstone, R. (2015), Behind a veil of anonymity, online vigilants battle the Islamic State (Tras un velo de anonimato, vigilantes online luchan contra el Estado Islámico), New York Times, 24 de marzo. Disponible en
http://www.nytimes.com/2015/03/25/world/middleeast/behind-a-veil-of-anonymity-online-vigilantes-battle-the-islamic-state.html.

[2Ver Staal, J. (2015), To make a world, part III: stateless democracy (Hacer un mundo, parte III: democracia sin estado), e-flux journal nº 63, marzo. Disponible en http://www.eflux.com/journal/to-make-aworld-part-iii-statelessdemocracy/

[3

El papel de Turquía ha sido diferente, pero no menos significativo, que el de Arabia Saudí a la hora de ayudar al ISIS y a otros grupos yihadistas. Su acción más importante ha sido la de mantener abiertos sus 900 km de frontera con Siria. Esto dio al ISIS, a alNusra y a otros grupos de oposición una retaguardia segura desde la cual incorporar hombres y armas […]. La mayoría de los yihadistas extranjeros han cruzado Turquía en su paso hacia Siria e Iraq […]. Turquía […] ve las ventajas de que el ISIS debilite a Assad y a los kurdos sirios.

Cockburn, P. (2015), The Rise of the Islamic State: ISIS and the New Sunni Revolution (El auge del Estado Islámico: el ISIS y la nueva revolución suní), Londres: Verso Books, pp. 36-37

[4La coalición de #OpFrance estaba compuesta por Mauritania Attacker, Virusa worm, Dr SAMIM, Man Rezpector, AnonxoxTn, V0RT3X, Mr.Domoz, HusseiN98D, Mauriitania K!ll3r, CoderSec, Mrlele, Don Maverick RevCrew, Extazy007, Black Cracker, hAxOr tr0jAn, Mr.Ajword, X-Wanted, BillGate, M-c0d3r, n0name-hax0r, rummykhan, Donnazmi, Th3_r3b0rn, Psyco_hacker, TIto Sfaxieno, Stingerbyte, Ghostralia y Red Hell Sofyan. El grupo publicó su lista de objetivos online aquí: https://ghostbin.com/paste/wbrow.

[5“Islamic hackers damage thousands of French domains in opFrance” (Los hackers islamistas dañan miles de dominios franceses en opFrance), Cyberwarzone (2015, 18 de enero). Disponible en http://cyberwarzone.com/islamic-hackers-damagethousands-french-domainsopfrance/.

[6Manuel Beltrán, correspondencia personal.
(N. de la T.: En la traducción al español se han respetado las incorrecciones lingüísticas de la versión inglesa.)

[7La naturaleza propagandística de esta campaña ha sido bien descrita por el filósofo francés Alain Badiou:

La confusión llegó a su clímax cuando vimos que el estado hacía un llamamiento a la gente para que acudiera a manifestarse, al más puro estilo autoritario. Aquí, en el país de la ‘libertad de expresión’, ¡tenemos una manifa por mandato de estado! Podríamos incluso preguntarnos si Valls pensó en encarcelar a la gente que no acudiera a ella. Aquí y allá se castigaba a la gente por no secundar el minuto de silencio.

Watson, M. (2015), “The Red Flag and the Tricolore by Alain Badiou” (La bandera roja y la tricolor por Alain Badiou), Verso blog, 3 de febrero. Disponible en http://www.versobooks.com/blogs/1833-the-red-flag-and-thetricolore-by-alain-adiou.

[8Chrisafis, A. y Gibbs, S. (2015), French media groups to hold emergency meeting after ISIS cyber-attack (Grupos de medios de comunicación franceses celebrarán una reunión de emergencia tras el ciberataque del ISIS), The Guardian, 9 de abril. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2015/apr/09/french-tv-network-tv5monde-hijacked-bypro-isis-hackers.

[9Inevitablemente, esto lleva a recordar las reflexiones del historiador Boris Groys sobre ese otro cuadrado negro histórico, por el suprematista Kasimir Malevich:
El Cuadrado negro de Malevich fue el gesto más radical de esta aceptación. Anunció la muerte de toda nostalgia cultural, de cualquier apego sentimental a la cultura del pasado. El Cuadrado negro fue como una ventana abierta a través de la que los espíritus revolucionarios de la destrucción total podían entrar en el espacio de la cultura y reducirlo a cenizas […]. Malevich nos muestra lo que significa ser un artista revolucionario. Significa unirse al flujo material universal que destruye todos los órdenes temporales de la política y la estética. Aquí la meta no es el cambio (entendido como un cambio desde un orden existente, ‘malo’ a un orden nuevo, ‘bueno’). Más bien, el arte revolucionario abandona toda meta y entra en el proceso no teleológico y potencialmente infinito al que el artista no puede y no quiere poner fin.
Groys, B. (2013), Becoming Revolutionary: On Kazimir Malevich (Volverse revolucionario: sobre Kasimir Malevich), e-flux journal nº 47 (septiembre). Disponible en http://www.e-flux.com/journal/becoming-revolutionary-onkazimir-malevich/.

[10Shaheen, K. (2015), ISIS fighters destroy ancient artefacts at Mosul museum (Combatientes de ISIS destruyen piezas históricas antiguas en el museo Mosul), The Guardian, 26 de febrero. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2015/feb/26/isis-fighters-destroy-ancient-artefacts-mosul-museum-iraq

[11Huggler, J. (2015), Statues destroyed by Islamic State in Mosul ‘were fakes with originals safely in Baghdad’ (Las estatuas destruidas por el Estado Islámico en Mosul ‘eran falsificaciones, con los originales a salvo en Bagdad’), Telegraph, 15 de marzo. Disponible en http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/islamic-state/11473515/Statues-destroyed-by-Islamic-State-in-Mosul-were-fakes-with-originals-safely-inBaghdad.html.

[12“El ISIS Destroyed Original Artifacts, Not Copies” – Iraqi Culture Minister (Ministro de Cultura iraquí: “El ISIL destruyó piezas históricas originales, no copias”), Sputnik International, (2015, 12 de marzo). Disponible en http://sputniknews.com/middleeast/20150312/1019414970.ht ml#ixzz3X6a6sY44.

[13SIS transferred original monuments abroad, destroyed fake ones in Mosul video (El ISIS trasladó los monumentos originales al extranjero; destruyó imitaciones en el vídeo de Mosul) ARA News, (2015, 4 de marzo). Disponible en http://aranews.net/2015/03/isis-transferred-original-monuments-abroad-destroyed-fake-ones-in-mosul-video/. Chulov, M. (2015), A sledgehammer to civilisation: Islamic State’s war on culture (Mazazo a la civilización: la guerra del Estado Islámico contra la cultura), The Guardian, 7 de abril. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2015/apr/07/islamic-stateisis-crimes-against-cultu reiraq-syria.

[14McCarthy, R. y Kennedy, M. (2005), Babylon wrecked by war (Babilonia, destrozada por la guerra), The Guardian, 15 de enero. Disponible en http://www.theguardian.com/world/2005/jan/15/iraq.arts1. de Vos, M. (2015) Archief in scherven (Archivo destrozado), NRC Handelsblad, 4-5 de abril. Disponible en http://www.nrc.nl/handelsblad/2015/04/04/archief-in-scherven-1481383

[15Cultural Property Training Resource, The Impact of War on Iraq’s Cultural Heritage: Operation Iraqi Freedom (El impacto de la Guerra en el patrimonio cultural de Iraq: Operación Libertad Iraquí), s.f. Disponible en http://www.cemml.colostate.edu/cultural/09476/iraq08-01enl.html#freedom

[16Ver, también, http://contraindicaciones.net/?p=4027. [N. de la T.

[17“ISIS to Exhibit Floating Pavilion of Art Destruction at Venice Biennale” (El ISIS exhibirá un pabellón flotante de la destrucción del arte en la Bienal de Venecia). Hyperallergic (2015, 1 de abril). Disponible en https://hyperallergic.com/195279/isis-to-exhibit-floating-pavilion-of-art-destruction-at-venice-biennale/

[18Ver Staal, J. (2013): Ideological Guide to the Venice Biennial (Guía ideológica de la Bienal de Venecia). Disponible en http://venicebiennale2013.ideologicalguide.com/

[19Sahakian, R. (2015): On the closing of Sada for Iraqi Art (Sobre el cierre de Sada para el arte iraquí), Warscapes, 6 de abril. Disponible en http://www.warscapes.com/blog/closing-sada-iraqi-art